Google, Facebook, Chrome, Gmail, Google+, Drive, Maps, …

Recientemente, una vez más, no paró de difundirse de forma viral otra publicación entre muchos de mis contactos de Facebook, con un texto perfectamente redactado en términos legales, que realizaba una declaración de privacidad de la propiedad intelectual de los contenidos publicados de forma individual en esta red social:

033 01“Debido al hecho de que Facebook ha optado por incluir el software que permitirá el robo de mi información personal, yo declaro lo siguiente: en el día de hoy, 18 de septiembre 2014, en respuesta a las nuevas directrices de Facebook y en los artículos L.111, 112 y 113 del código de la propiedad intelectual, declaro que mis derechos están unidos a todos mis datos personales, dibujos, pinturas, fotografías, textos, etc… “

¿De verdad pensamos que esto sirve de algo?033 02

Dejémoslo ahí. Vamos ahora con Google. ¿Crees que todos esos Gigas que nos ofrece, servicios de todo tipo, archivos en la nube, red social, copias de seguridad, sincronización de servicios, mapas online, etc., son gratis?

El análisis y control de la información, el Bigdata, como es llamado cuando nos referimos a estas grandes magnitudes, ofrecen a Google un potencial que va más allá de la simple lectura de tu correo electrónico, invadiendo tu intimidad, o de tus intereses en el buscador de Internet, tus publicaciones en Google+ o tus archivos y fotografías en Drive, para recabar determinadas cadenas de caracteres, palabras y frases que son de su interés, indexarlas, clasificarlas y utilizarlas para distintos menesteres de lo más dispares. De este modo pueden pronosticar con mucha antelación predicciones realmente interesantes y valiosas para todos, de las que alardean, presumen de filantropía y justifican su intromisión, como determinar la gráfica con los principales picos en la epidemia de la gripe para el próximo año, de forma mucho más exacta que pueda hacerlo cualquier centro médico o de investigación, con todos sus estudios y análisis. Google lo realiza tan solo basando sus algoritmos en miles de millones de búsquedas de las cadenas de caracteres “tos” y “fiebre” a través de su buscador, o de los correos en Gmail, por ejemplo.033 04

Pero claro, no todo queda ahí, porque digamos que a Google, la epidemia de la gripe se la repanfinfla. Existen otros campos que concentran su mayor interés, como fluctuaciones de la bolsa, publicidad, macroeconomía, análisis financieros, etc., y que les hacen recuperar con creces el dinero invertido en tantos servicios “gratuitos”.

Y no es que me parezca mal, es su negocio, pero seamos conscientes de ello.

¿Acaso no leemos las políticas de privacidad cuando abrimos una cuenta en todos estos sistemas de información “gratuitos”? ¿Acaso no leemos cuando instalamos el último y más guay jueguecito de Android en nuestro móvil, que le permitiremos acceder a todos nuestros contactos, datos en la memoria, tarjeta SD, calendario, etc.? ¿Acaso no leemos en las políticas de privacidad de Facebook que todo el contenido publicado no es propiedad del perfil, sino que son libres de autor? ¿Y que las fotografías y demás contenidos pasarán a ser propiedad de la red social, no de la persona?

033 06No, yo tampoco me leo esas enormes parrafadas de letra pequeña, pero no leérmelo no significa que no sepa lo que pone, sin necesidad de perder el tiempo en su lectura. Utilizaré su software y sus servicios de forma gratuita, pero les daré a cambio mi alma.

Y claro, si nosotros mismos no tenemos esta circunstancia suficientemente clara, ¿Cómo van a tenerla clara nuestros hijos? ¿Cómo vamos a evitar la divulgación de fotografías en redes sociales, publicadas por menores que no son conscientes de que lo que hacen es similar a pegar esas fotos en una farola en plena calle, y que sin duda, podrán volverse muy pronto contra ellos? ¿Tenemos claro también que lo que se sube a Internet, se hace para siempre; que una vez subido, por mucho que tratemos de borrarlo, la información deja de estar controlada por nosotros y es copiada y utilizada saliendo de nuestro control? ¿Conocemos la existencia de servicios que rastrean constantemente toda esta información, almacenando el estado de la información en cualquier momento en el tiempo, haciendo imposible su borrado?

033 05Por favor, configuremos la privacidad debidamente; que ya sabemos que su configuración por defecto deja bastante que desear en la gran mayoría de estos servicios y redes sociales.

Así que no estaría de más dar una vueltecita de tuerca al uso y disfrute que hacemos de todos estos servicios “gratuitos”.

“La confianza es la madre del descuido.”

Baltasar Gracián

 

Si deseas estar informado sobre la publicación de nuevos artículos,

no dudes en subscribirte a E@pertos en Sistem@s.

 

J Carlos Salas

Ingeniero Técnico en Sistemas, Consultor en Tecnologías de la Información y Executive MBA por la EOI, desarrolla su carrera profesional coordinando y participando en proyectos para diferentes empresas del sector TIC, desde Advantta IT Services.


 

Compártelo si te ha gustado:

1 Comentario

One response to Servicios “gratuitos”

  1. Antonio on 3 Octubre, 2014 at 15:24 Responder

    Así es… y sólo es el principio de la hebra…

Deja aquí tu comentario. Gracias.

Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On LinkedinCheck Our Feed